El rostro de la Caridad

Llorando e imponente pudiéndolo todo, se muestra Jesús de la Caridad en el inicio del juicio más injusto de la Historia. A su lado estará en un futuro Caifás, el sumo sacerdote de un sanedrín que quedará plasmado en el paso de misterio que comienza a hacer realidad la joven Hermandad de Caridad y Salud. Mientras tanto, quedará para la historia de nuestra Semana Santa el día en el que Jesús de la Caridad llegó a Jaén para ser bendecido y quedarse recordando cada vez que pise las calles que Ego sum, «yo soy» el Mesías.

La Parroquia de Santa María Madre de la Iglesia se quedó pequeña para acoger uno de los días más esperados por los cofrades que desde hace años rezan a Jesús por la intermediación de María Santísima de la Salud. Presentes, las hermandades que han apadrinado a Jesús de la Caridad. La del Resucitado de Jaén que le ha regaladado el cordón dorado, y la de San Gonzalo de Sevilla, que ha donado las potencias; así como una gran representación de cofradías de la ciudad invitadas a la ceremonia. El quinteto formado por la soprano Carmen Zapata, Roberto Mena al clarinete, Christian Palomino al piano, María Dolores Gay al violonchelo, y Clara Rocío al violín, dio aún más solemnidad a la bendición de Jesús de la Caridad.

Respecto a la obra de Miguel Cordero, se aprecia un Cristo de rasgos más maduros, de mirada tierna que representa en sí misma la Caridad, y la boca entreabierta fruto de la conversación que mantiene con Caifás. Una lágrimas cae por su mejilla izquierda y ligeros restos de sangre se derraman tras el prendimiento en el huerto de los olivos. Una Imagen que su propio autor, el sevillano Miguel Cordero define como «un Cristo con fuerza que derrama en sus ojos la dulzura y la caridad».

Pasaje bíblico: Jesús ante el Sandrín (Mateo 26:57-78)

57 Los que prendieron a Jesús Lo llevaron ante el sumo sacerdote Caifás, donde estaban reunidos los escribas y los ancianos. 58 Pedro fue siguiendo de lejos a Jesús hasta el patio del sumo sacerdote, y entrando[a], se sentó con los guardias[b] para ver el fin de todo aquello.

59 Y los principales sacerdotes y todo el Concilio (Sanedrín) procuraban obtener falso testimonio contra El, con el fin de dar muerte a Jesús, 60 y no lo hallaron a pesar de que se presentaron muchos falsos testigos. Pero más tarde se presentaron dos, 61 que dijeron: “Este declaró: ‘Yo puedo destruir el templo[c] de Dios y en[d] tres días reedificarlo.’”

62 Entonces el sumo sacerdote, levantándose, Le dijo: “¿No respondes nada? ¿Qué testifican éstos contra Ti?” 63 Pero Jesús se quedó callado. Y el sumo sacerdote Le dijo: “Te ordeno por el Dios viviente que nos digas si Tú eres el Cristo (el Mesías), el Hijo de Dios.” 64 Jesús le contestó: “Tú mismo lo has dicho; sin embargo, a ustedes les digo que desde ahora verán al Hijo del Hombre sentado a la diestra del Poder, y viniendo sobre las nubes del cielo.”

65 Entonces el sumo sacerdote rasgó sus vestiduras, diciendo: “¡Ha blasfemado! ¿Qué necesidad tenemos de más testigos? Ahora mismo ustedes han oído la blasfemia. 66 ¿Qué les parece?” “¡El es digno de muerte!” le contestaron. 67 Entonces Le escupieron en el rostro y Le dieron puñetazos; y otros Lo abofeteaban[e], 68 y Le decían: “Adivina[f], Cristo (Mesías), ¿quién es el que Te ha golpeado?”

2 comentarios en “El rostro de la Caridad

  1. Lo lamento por sus cofrades pero la Imagen no me parece de calidad artística. En comparación con la talla de Bernal de Nuestra Señora hay un abismo. No termino de entender cómo una Hermandad creada en 2008 y erigida en 2012, en 2016 está cambiando deprisa y corriendo de día de salida porque ahora se dan cuenta de los Oficios, que llevan en Jueves Santo desde que tuvieron la idea y porque tienen que sacar sí o sí al Cristo y no a la Virgen. Para ello, da igual tumbar el proyecto de Bernal y recurrir a un sucedáneo barato y llevado a cabo en un par de meses y cuyo resultado esta a la vista, una imagen de poco mérito artístico, de las llamadas «repetidas» que has visto una y otra vez.

    El patrimonio imaginero que estamos dejando en Jaén en los últimos años desmerece y mucho el que había sólo por las prisas en ser cofradía. He perdido la cuenta de las bendiciones que llevamos en los últimos cinco años pero dudo mucho que se correspondan con un aumento equivalente de católicos y de cofrades en nuestra ciudad. Estamos creando muchas cofradías que no llegan ni a cien hermanos, con tallas mediocres, sin ajuar, sin enseres, sin actos o cultos relevantes, sólo por salir, salir y salir.

  2. Lo siento pero no me gusta… No dudo de la calidad artística de la Imagen, pero deberían haber seguido apostando por Bernal Redondo, no hay más que ver a la Virgen. Tendrían que haber esperado más para seguir ahorrando y conseguir al Cristo de Bernal que, aunque no dudo del buen hacer del imaginero sevillano, Antonio Bernal Redondo hubiese hecho un Misterio más bonito (las cosas de palacio van despacio).

    Una pregunta, ¿por qué en el cartel de la bendición aparecen unas manos que no son las del Cristo actual?

    Saludos desde Úbeda.

Todos los comentarios cerrados en la web.