Un cartel «como los de antes»

Es la expresión que más se escuchó en el Teatro Darymelia cuando se descubrió el cartel de la Semana Santa de Jaén para este año de 2018. «Un cartel como los de antes». Concretamente, recuerda a los carteles de los años 60, en los que las formas y la tipografía hacía un conjunto. Como es habitual, el cartel ha despertado multitud de reacciones, pero lo que es evidente es que rompe con lo que lo se venía haciendo los últimos años e incluso fuera de nuestra provincia ha sido reconocido, como se puede leer en este artículo publicado en Pasión en Sevilla.

Sea como fuere, y partiendo de que cada persona tendrá su opinión al respecto, Lola Urea, cofrade de la Clemencia de cuna se encargó de presentarlo, relatando los 425 años de historia del Crucificado cuyo rostro se plasma en el Santo Rostro del propio cartel. Experiencias personales y llamamiento a los cofrades a hacer más hermandad, completaron su intervención antes de que tomara la palabra el propio autor, el malagueño Pablo Flores que explicó su trabajo, cuyas dimensiones son de 143×73 centímetros y para el que ha utilizado técnica mixta sobre tabla. Así define el cartelista el cartel de la Semana Santa de 2018, que para su impresión ha sufrido una ligera variación, suprimiendo las fechas del Vía Crucis del Miércoles de Ceniza (acompañamos las dos imágenes).

«Este cartel habla de una Semana Santa de devoción profunda, de la que sitúa en el centro de las celebraciones pasionales al verdadero protagonista, ese Jesús de Nazaret con el que cruzamos nuestras miradas en las calles de Jaén, el que nos abre la puerta a la reflexión profunda, el revolucionario del amor al prójimo, el amigo de la justicia, de la dignidad, de la libertad, el amigo del que no tiene nada.

Una mirada que reflejada en este paño de la Verónica, Santo Rostro, que es símbolo y emblema cristiano de esta ciudad e inspirado al que podemos encontrar en la fachada de la catedral, se convierte en espejo, devolviéndonos así nuestra propia imagen convertida en el rostro del señor, del Stmo. Cristo de la Clemencia. Un crucificado ya muerto. Donde en él, todo está cumplido e inclinando la cabeza entrega su espíritu. Y con el costado atravesado, reina con serena majestad desde el trono de la cruz. Un concepto teológico que proviene del Evangelio de San Juan, y que la maestría de Salvador de Cuéllar, supo materializar, hace 425 años.

Tras él se despliegan diferentes símbolos pasionistas, en tonos naranjas suscitan sentimientos de fuerza, determinación y triunfo. Esto nos refleja a través del color el triunfo de nuestro señor ante estos símbolos de martirio, el triunfo de la vida sobre la muerte. Así nos encontramos en primer término con la corona de espinas, pues esta porta tantas espinas como hermandades son protagonistas de esta semana, todas ellas unidas, conforman así la agrupación de cofradías y hermandades jienenses.

Y atravesando a esta nos encontramos con dos elementos que dan a la composición líneas transversales creando una tensión compositiva y a la vez creando la simbología de los primeros cristianos, el Crismón. Lanza y Esponja que son representados como dos elementos yuxtapuestos, la esponja mojada en vinagre nos recuerda lo amarga que puede llegar a ser esta sociedad que nos rodea, que con intención de calmar la sed, le confiere un sabor amargo y agrio, (por eso, como un buen amigo mío dice, cofrades: ser ejemplo implica dar ejemplo).

Por ello en contra posición encontramos la lanza, esta fue portada por el centurión romano Longinus que al ser clavada en el costado de nuestro señor y ante la muerte de este exclamo: “En verdad este era el Hijo de Dios”, este símbolo de conversión y evangelización, refleja así, el papel fundamental de la Semana Santa.

Por último la cruz, “árbol de salvación”, en la que la porción vertical representa la divinidad de Jesús y la horizontal su humanidad, esto refleja la presencia de dios ante los hombres y de la presencia del hombre ante dios. Que cómo la cruz del castillo de Santa Catalina, rememorando así la leyenda el rey Fernando III, esta proteja y vele a esta ciudad.

Por ello bajo ella no podía encontrarse de otro modo que JAÉN. Juego de letras en forma de base que cierra la composición JAÉN Semana Santa 2018, realiza en maderas de diferentes alturas confiere a la obra la identidad propia de cartel ofreciéndonos a un solo golpe de vista toda la información que el publico necesita saber cómo son las fechas concretas en las que se celebrará esta Semana Santa y la fecha de la celebración del vía crucis oficial». 

Todos los comentarios cerrados en la web.