Nueva Hermana Mayor para la Hermandad del Descendimiento

La joven linarense María Remedios Jódar Castaños será la hermana mayor de la Ilustre Hermandad y Cofradía del Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor y María Santísima de las Penas a partir de septiembre. Elegida tras las elecciones celebradas en el mes de junio, habrá que esperar a que el obispado apruebe los resultados para su toma de posesión.

Hija del actual hermano mayor y con veintiséis años, su nuevo cargo llega tras «haber pertenecido desde que nací» a la Hermandad. [teaser]«He pasado por todos los puestos. Al cumplir la mayoría de edad, entré a formar parte de la junta directiva y ahora es un orgullo para mí que los miembros de la Hermandad hayan confiando en mí»[/teaser], explica.

Profesora de Inglés en Granada, María Remedios Jódar se trasladará a Linares. «Para ocuparme de mis tareas como hermana mayor con mayor dedicación, ya que la hermandad tiene muchos proyectos y organiza otras muchas actividades, además de la Semana Santa».

Una vez tome posesión de su cargo, junto al resto de la junta directiva de la Hermandad trabajarán en proyectos ya en marcha y otros nuevos. Entre ellos, la Hermandad del Descendimiento terminará de restaurar las imágenes del paso, «de las cuales quedan dos aún por restaurar, de las siete imágenes». Por otro lado, también «aclimataremos la capilla de la Iglesia de Santa Bárbara, ya que sus condiciones climatológicas actuales causan un gran deterioro en las imágenes».

Además, la hermandad continuará con su programación de «actividades, charlas, comidas y viajes y reuniones».

Para la futura hermana mayor de El Descendimiento, «la participación de los jóvenes es fundamental para garantizar el futuro de la Hermandad». Por ello, incorporará la juventud a su junta directiva y realizará acciones para promover la implicación de este sector, pues, además, «el trabajo que conlleva la hermandad agota mucho y es necesario descansar».

Categorías Sin categoría
Todos los comentarios cerrados en la web.