Pasión en Sevilla

Las agrupaciones de cofradías pagarán el IVA pero creen que la resolución de Hacienda «no es homologable»

Las cofradías andaluzas han iniciado el año reunidas para analizar la aplicación del impuesto del IVA a las carreras oficiales exigida por el Ministerio de Hacienda. En la sede del Consejo de Hermandades de Sevilla, presidentes y tesoreros de los consejos, agrupaciones, uniones y federaciones de hermandades de la comunidad autónoma han acordado una línea de actuación común ante la aplicación de la resolución de 2016 que en su día quedó en punto muerto y que ha vuelto a ser noticia tras la consulta del Consejo de Cofradías de Murcia.

En esta reunión extraordinaria, en la que ha participado el presidente de la Agrupación de Cofradías de Jaén, Francisco Latorre, han determinado que aceptan el pago del IVA en las sillas, palcos y tribunas durante la Semana Santa pero que, no obstante, consideran que dicha resolución responde a un «supuesto de hecho no homologable con la actividad y finalidades» de esta celebración.

Comunicado oficial

Sevilla, 3 de enero 2020. Los Consejos, Agrupaciones, Uniones y Federaciones de Hermandades de Andalucía afectadas, tras la reunión extraordinaria mantenida este viernes en la sede del Consejo General de Hermandades y Cofradías de la Ciudad de Sevilla para analizar la aplicación del impuesto del IVA a las sillas, palcos y tribunas de las distintas Carreras Oficiales por parte del Ministerio de Hacienda, han determinado en común y en unidad las siguientes posturas y medidas:

  • En primer lugar, manifestar la voluntad inequívoca de los comparecientes en el cumplimiento de cuantas obligaciones tributarias le pudiesen corresponder conforme a la ley.
  • En segunda lugar, se entiende que la consulta vinculante de la Dirección General de Tributos dictada en el año 2016 (V3622/16) responde a un supuesto de hecho no homologable con la actividad y finalidades propias de la Semana Santa andaluza y sus cofradías.

Al margen de este comunicado, las hermandades andaluzas intentarán negociar, de cara a años sucesivos, la exención del impuesto. Si no se logra una resolución positiva para los intereses de las hermandades, tratarán de que el tipo aplicable sea el reducido del 10 por ciento, tal y como está establecido para los espectáculos culturales.

Todos los comentarios cerrados en la web.