Manuel J. Quesada Titos

La crisis sanitaria salpica el 425º aniversario de la Divina Pastora

La crisis sanitaria del coronavirus que ha provocado la suspensión de los actos y cultos de más de la mitad de la pasada Cuaresma, así como la Semana Santa. también está dejando en suspenso los actos programados por las hermandades de Gloria que en este tiempo de Pascua toman el testigo. En este sentido, la Cofradía de la Divina Pastora, inmersa en la celebración de su 425º aniversario fundacional desde el pasado mes de diciembre, ha anunciado que la suspensión de todo lo previsto para los meses de abril y mayo.

En este sentido, el mes de mayo iba a ser uno de los más cargados de actos y cultos extraordinarios, destacando el triduo extraordinario con el traslado de la Divina Pastora en Rosario a distintos conventos de la ciudad. Además, también quedan suspendidos el concierto solidario de marchas procesionales dedicadas a la Divina Pastora de las Almas, fijado para el 9 de mayo, las cruces de mayo o la Fiesta Litúrgica en honor a la Madre del Buen Pastor que debía celebrarse el 1 de mayo. Antes, todavía en el mes de abril, tampoco se tendrá lugar la conferencia «El origen de la devoción a la Divina Pastora de las Almas» que iba a pronunciar Antonio Valiente este próximo viernes.

La Cofradía de la Divina Pastora, en su comunicado, adelanta que «cuando las circunstancias lo permitan, informaremos sobre las medidas a adoptar con respecto al calendario previsto para los meses de junio y septiembre en función de la evolución de la situación epidémica actual». Cabe recordar que la procesión extraordinaria de la Divina Pastora está fechada para el 26 de septiembre.

Todos los comentarios cerrados en la web.