Bocinas y Carracas

Si bien, como cualquier otra manifestación pública también nos encontramos en nuestros días con reminiscencias de tiempos pasados, aunque dichos aspectos lejos de despertarnos una curiosidad acerca de su origen los tomamos como simples acompañamientos o complementos de la estación de penitencia. Es la intención de este artículo rescatar del pasado elementos, personas y sellos cofrades que en mayor o menor medida siguen muy presentes en nuestra Semana Santa.

 

¿Cuántas veces hemos visto la presencia de unas “bocinas” o “trompetones” en los desfiles procesionales? Quizás, es una imagen que se repite en la Semana de Pasión con más frecuencia de que lo pensamos. ¿Y por qué ?

 

En primer lugar debemos tener presente que tradicionalmente en cualquier cultura o civilización, la bocina ha tenido la función de anunciar la llegada del cortejo de un personaje (rey, noble, obispo, . . .) o el anuncio de un suceso e incluso del paso de un reo por las calles. Esta última función de anunciar el paso de un cortejo fue adquirida por las cofradías donde los trompeteros o bocineros, anunciaban el paso de la cofradía. La incorporación de la bocina al desfile procesional tiene su origen en Castilla y de ahí se extendió a Castilla la Mancha y Murcia. Así encontramos municipios como Chinchilla (Albacete) donde actualmente continua jugando un papel muy importante. En nuestra provincia destaca sin duda la Trompeta de Juanillón tocada en la ciudad de Martos durante la cuaresma y posteriormente con la Cofradía de  Nuestro Padre Jesús de Martos.

 

Ya en la Semana Santa giennense estos instrumentos de viento alcanzaron una gran singularidad gracias a la procesión de Nuestro Padre Jesús dónde encontramos datos que atestiguan su uso en 1799. Los bocineros que abrían el cortejo procesional iban ataviados con la túnica de la cofradía y tocaban tan peculiar instrumento en las esquinas y boca-calles para anunciar al pueblo el paso de la procesión. El sonido emitido por la bocina era lúgubre, sordo y triste ya que además de anunciar la llegada del cortejo también expresaba la tristeza por la pasión de Cristo.
En los archivos de la cofradía de Nuestro Padre Jesús son numerosos los datos acerca de los bocineros, llegaron a formar un nutrido grupo contando con 24 miembros (en 1855) y recibían una pequeña retribución por la labor que desempeñaban. En el año 1981 se llevó a cabo un último intento para su recuperación pero no tuvo éxito.

 

También destaca en nuestra santa la existencia de una bocina de grandes dimensiones propiedad de la cofradía de la Buena Muerte y que se incorporó al desfile procesional en el año 1928 causando asombro al pueblo de Jaén por sus voluminosas dimensiones. Dicha bocina era tocada por Ramón Lendínez , sereno de profesión. En la actualidad se conserva en la Casa de Hermandad.

 

Finalmente señalar que pese a la función de la bocina en nuestra ciudad se ha advertido otra simbología diferente a la de anunciar el paso del desfile procesional. Así, en otras localidades recuerdan a las trompetas usadas por las tropas romanas que acompañaban a Jesús camino del Monte Calvario. En este caso, los trompeteros o bocineros acompañan al paso de misterio y no se encuentran a la cabeza de la procesión.

 

En nuestros días pese a que podamos observar la presencia de bocinas o trompetones en los desfiles de la Semana Santa de Jaén todas ellas han quedado silenciadas quedando como un vestigio del uso que tuvieron años y siglos atrás.

 

En este repaso por diversos elementos cofrades del pasado uno de ellos vuelve a ser actualidad en la Semana Santa del año 2011; hablamos de la carraca o matraca. Y es que si el tiempo meteorológico no lo impide el Viernes Santo la Cofradía del Santo Sepulcro de la Iglesia de San Juan volverá a utilizar tan especial instrumento en su desfile procesional.

 

La carraca es un instrumento de percusión de sonido seco, desapacible y horrísono. Consta de un cuerpo o tablero de madera al que se le unen unos martilletes móviles, que pueden ser de madera o metal, que son los que se encargan de golpear el cuerpo de madera.  En la Semana Santa ha tenido un papel muy importante ya que se utilizaba en los Santos Oficios desde el “Gloria” del Jueves Santo hasta el del Sábado Santo pues en estos días no se podían tocar las campanas. Su origen se remonta al siglo VIII donde se usaban para el expresar el hondo sentimiento de tristeza por la muerte de Cristo, por lo que tenía un significado de luto. Con el paso del tiempo se convirtieron en un instrumento utilizado a modo de juguete por los niños, los cuales las hacían sonar principalmente en el llamado “Oficio de las Tinieblas”.

 

Al igual que las bocinas también se les admite una simbología burlesca a la carraca pues su sonido se entiende como una imitación de las comitivas romanas cuando acompañaban a Jesucristo al Calvario con toques burlescos.

 

En la Semana Santa de Jaén destaca la existencia de una gran carraca situada en el Campanario de la Catedral colocada en uno de los huecos que miran a la calle Campanas y que se tocaba para avisar al pueblo de Jaén de los cultos puesto que desde el Jueves Santo no se permitía el replique de las campanas.

 

De una manera o de otra; bocinas, trompetones y carracas son elementos de nuestro pasado semana santero que todavía hoy nos acompañan para recordarnos que lo que hoy entendemos y disfrutamos como la Semana Santa de Jaén tiene su origen mucho más lejano en el tiempo que el que podamos imaginar. Para concluir, expresar el ánimo de que sirva este artículo para alabar a aquellos que mantienen hoy vivas las tradiciones del pasado y para animar a aquellos que tienen poder para hacerlo a que den un paso al frente y luchen por las tradiciones de la Semana Santa de Jaén.

 

BIBLIOGRAFÍA:
–    “El sentido de los Trompeteros” Heraldos. Boletín Informativo Trompetedores. Santa cena y Paz de Linares. Pedro Pleguezuelos Ledesma.
–    “La Carraca” Revista del Gabinete de estudios etnográficos. Luis Argüelles
–    “Nuestro Padre Jesús Nazareno: Leyenda, historia y realidad de la imagen y su Cofradía”. Manuel López Pérez, Mª Amparo López Arandia y Mª Teresa López Arandia.
–    http://www.jesusymariademartos.tk/ Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima de los Dolores y María Magdalena de Martos (Jaén)
–    “Enciclopedia Audiovisual de la Semana Santa de Jaén. Jaén y Pasión”. Manuel López Pérez
–    “Buena Muerte. Historia de gloria y de pasión (1726 – 2006). Manuel López Pérez, Mª Teresa López Arandia

2 comentarios en “Bocinas y Carracas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *