César Carcelén

Y la Luz resplandeció en su Domingo

La Luz se hizo presente y protagonista en el Domingo de la Luz, el Domingo de la inocencia, el de Palmas y Olivos. Con la tranquilidad de un cielo celeste inmaculado, las hermandades que abrían la Semana Santa de Jaén disfrutaron desde primera hora de su organización previa y posterior estación de penitencia, esperada y deseada tras el día de lluvia de 2013.

Puntual a su cita, la Hermandad de la Borriquilla llamaba a las puertas de Belén y San Roque para que la Iglesia peregrina saliera a las calles con Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de la Paz. Sol, bullicio y juventud para aclamar al Rey de Reyes, «hosanna al Hijo de David», impresionante paso de Misterio que andó de categoría gracias al buen hacer de una cuadrilla de costaleros que, a pesar de su corta edad, se ha forjado a base de trabajo, ensayo y compromiso. Y tras la Borriquilla, la Agrupación Musical Jesús Despojado que estrenó «Soberano de la Salud» en una calle Almenas donde no cabía un alfiler.

Por vez primera a costal, María Santísima de la Paz deleitó con su dulzura y su mirada de esperanza a quienes se prestaron a los pies de un paso de palio elegante que camina tras la estela de un olivo que ondea en el horizonte por la paz en la tierra como en el cielo.

Todavía con el portón de San Roque sin cerrar, se abrían de par en par en San Félix de Valois para que el portentoso paso de la Santa Cena iniciara su caminar en busca del viejo Jaén. El pan de oro del canasto reflejaba los rayos de luz cuando Jesús Salvador alza el cáliz que desde entonces y por siempre será su sangre, bebida de salvación. Las cornetas de la Expiración anuncian la escena eucarística mientras María Santísima de la Caridad y Consolación discurre sin premura ofreciendo la luz de un rostro de niña que enamora.

La tarde del Domingo de Ramos fue un hervidero de sensaciones y emociones, sobre todo, cuando a eso de las siete de la tarde las tres hermandades se encontraban cercanas. Calles abarrotadas, bulla, pasos y marchas. Esto es Semana Santa.

Con la Santa Cena en Carrera Oficial, la Oración en el Huerto caminaba por las calles de su barrio de San Ildefonso, mejor que otros años gracias al trabajo costalero y con la novedad del paso del Misterio, en caoba y pan de oro, mucho más largo que antes. No obstante, el caminar resultó lento y el continuo zigzaguear del itinerario provocó un cierto colapso con la Hermandad de la Estrella. Pero al margen de horarios, el paso fino y elegante del palio de los Desamparados borró aquella peculiar y poco estética forma de caminar de años pasados.

Y por último, la luz de la Estrella cerró la tarde noche del día soñado. Bullicio en la Alcantarilla, donde no faltó la petalada a María Santísima, «el taco en San Ildefonso» y regreso apoteósico por calle Llana. Delante, el misterio de la Presentación al Pueblo de Jesús de la Piedad deslumbró con el blanco roto y la clámide, como ya hiciera en la Catequesis Pública de Fe del 15-J. Paso corto y costeros largos en el andar a los sones de la Agrupación Musical de la Estrella. Y tras una larga fila de penitentes, el paso de palio, suave como nunca. Hermandad y barrio que volvieron a fusionarse en la madrugada del Lunes Santo, con la luz de la Luna por testigo, tomando el relevo a la luz de un Sol que cumplió en el Domingo de la Luz.

Escucha nuestra retransmisión del Domingo de Ramos por la mañana aquí: http://pasionenjaen.com/radio-domingo-de-ramos-manana-2014/
Escucha nuestra retransmisión del Domingo de Ramos por la tarde aquí: http://pasionenjaen.com/radio-domingo-de-ramos-tarde-2014/

Todos los comentarios cerrados en la web.