César Carcelén

Un pregón que terminó en homenaje

Pocas tareas cofrades le pueden quedar a una persona que ha sido de casi todo, pero sobre todo, por encima del título de investigador, cronista o pregonero, es uno de esos nazarenos de negro al que mucho debe la Semana Santa jiennense. Manuel López Pérez, nombre plasmado en revistas y boletines cuaresmales del 95 por ciento de las cofradías de la ciudad, se distingue, además de por su saber, por su prudencia. Porque lejos de ostentar, como hacen muchos en este «mundillo», Manolo calla y escribe, consciente de que en el papel quedará para siempre su memoria, y con ello, parte de él mismo. Por esto, el pasado sábado su pregón Madrugada no solo fue un pregón al uso. Con este acto, la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno hizo justicia con su cronista y su hermano.

Juan de Dios Colmenero Ávila, periodista y pregonero el pasado año, hizo la presentación del pregonero Manuel López Pérez, quien, con la palabra, dedicó la primera parte del pregón a ofrecer una visión de las distintas etapas que a lo largo de los siglos han ido configurando la Madrugada, resaltando sus aspectos más relevantes y los momentos de mayor impacto. En la segunda parte el pregonero hizo unas consideraciones sobre como debe afrontarse la Madrugada y con que espíritu cofrade y cristiano. 

Al finalizar, tuvo lugar un colectivo homenaje a Manuel López Pérez que se había preparado con el mayor sigilo y afecto por lo que supuso un inesperado colofón al acto. Se requirió la presencia en el escenario de la familia del pregonero y la de los representantes de las entidades y cofradías que habían organizado el homenaje. En nombre de la comisión organizadora el M. I. Sr. D. Francisco-Juan Martínez Rojas, Vicario General del Obispado y Deán de la S. I. Catedral ofreció el homenaje trazando una semblanza de la personalidad del pregonero. D. Arturo Vargas-Machuca Caballero, en representación de la comisión organizadora entregó a Manuel López Pérez un diploma con expresiva dedicatoria en el que figuraban los escudos de las entidades y cofradías que a iniciativa de la Cofradía de N. P. Jesús Nazareno se sumaban al homenaje: Excmo. Cabildo Catedral, Fundación “Santa Capilla de San Andrés”, Asociación “Amigos de San Antón”, Agrupación de Cofradías y Hermandades, Hermandad Sacramental de San Ildefonso y cofradías de Nuestra Señora de la Capilla, Patrona de Jaén, “Borriquilla”, Buena Muerte y Expiración, cuyas representaciones ostentadas por los respectivos presidentes y hermanos mayores ocupaban sitiales en el escenario.

Seguidamente, se invitó al pregonero a que en unión de D. Francisco Latorre Díaz, Presidente de la Agrupación de Cofradías descubriese el recuerdo que le ofrecían entre todos, consistente en un bellísimo cuadro original del pintor Francisco Carrillo Cruz centrado por la efigie del Santo Rostro que campea sobre la Catedral y motivos de Jaén.

Antes, tuvo lugar la presentación del XVI Cartel Madrugada compuesto sobre fotografía original de María del Carmen Martín-Grande Morgado que recoge el paso de la imagen de Jesús Nazareno ante el templo de la Merced.

Fotografías: César Carcelén

Todos los comentarios cerrados en la web.