Boceto de San Juan de Luis Álvarez Duarte para la Cofradía de la Expiración

¿Sensibilidades?

Me he permitido añadir una interrogación al título del editorial del Boletín Expiración número 66 de diciembre de 2015, porque eso es precisamente lo que en él se pone en cuestión: El respeto a las sensibilidades.

Estoy convencido que no es el editorial de un boletín el lugar para criticar a los cofrades que no piensan igual que el director, a menos que, como me temo, éste crea que el boletín es parte de su cortijo. También debería saber esto la Junta antes de permitir su publicación.

La Junta de Gobierno, ya sea el Hermano Mayor o quien mande en ella, ha decidido hacer una nueva imagen de San Juan, porque el Cardenal Amigo comentó que nuestra imagen actual de San Juan es “flojita”. Han recurrido al imaginero Álvarez Duarte para hacerla, sin posibilidad de que pueda ser otro autor. El costo de la misma se acerca a los 50.000 euros, cuando el presupuesto total anual de la Hermandad es de unos 42.000 euros, siendo destinados a Caridad 1.750 euros. Todo ello en el momento que se “informó” al Cabildo del proyecto.

Esta Junta, porque no olvidemos que es prácticamente la misma desde hace 28 años, fue la que decidió no sacar en procesión a San Juan, y esta nueva imagen, no es para procesionarla, sino solo para estar en la Capilla. Ya digo que al Cabildo se nos “informó”, porque según nuestros vigentes Estatutos, el tema es una decisión de la Junta de Gobierno, y el Cabildo no tiene nada que decir en el asunto, porque nuestros Estatutos no están adaptados a la normativa Diocesana, a pesar de que en el editorial de referencia se dice que siempre actúan “­conforme a los dictados de la Iglesia, eso sí”. Pues no lo veo. Debe ser que, actualizarlos, va en contra del “poder” de la Junta o quien la maneje.

Al indicarle desde la Jerarquía que ese tema debe ser aprobado en Cabildo, no ha sido posible un año después, no ya por la negativa de bastantes cofrades, sino porque desde hace muchos años solo asiste una treintena de ellos a los Cabildos, no llegando nunca al quorum requerido. Esto se produce porque a lo largo de los años, se ha estado aburriendo a los cofrades con el tema de que su opinión no cuenta, y es la Junta quien decide, y muchos cofrades han decidido no perder el tiempo asistiendo a ellos. Ahora vienen a lamentar las consecuencias de su actitud.

Bien, pues llegado a este punto y ante la actual situación de que la voluntad de la “Junta” ha encontrado por primera vez un escollo, en el editorial del Boletín, que creo que no está para esto, repito, se puede leer lo siguiente respecto a los que, bajo estas condiciones (no bajo otras), no están de acuerdo con sus designios: “Ese deseo acariciado durante años [?] ­ pues la cofradía no ha conseguido completar la escena [del Calvario]­ se ha visto arrojado y desechado por quienes debían velar por el decoro y honor de las imágenes expuestas al culto, debido a la infame acción de quienes, queriendo dañar a otros hermanos a los cuales procesan resentimientos alimentados durante años, han perjudicado de un modo irreparable a la Hermandad que dicen amar”.

Oui monsieur: L’Etat est moi. O sea, que solo amas a tu Hermandad si dices sí a todo lo que te digan. Eso es retórica low cost. No sé si pensar que esto es como el niño al que le han quitado su juguete nuevo o la manifestación de un espíritu absolutista que piensa que está equivocado todo el que no piensa igual… con sus consecuencias.

Si es preciso hacer una nueva imagen de San Juan, no voy a oponerme a ello. A lo que si me opongo es a ese coste tan elevado, a que solo se contemple la opción de un autor, a que se marginen otras actividades más propias de una Hermandad, a que no se consulte a los cofrades si no es por obligación y un año después, en definitiva, al procedimiento del “trágala”.

Resumiendo: si es necesario hacer una nueva imagen de San Juan, se hace, pero guardando las formas. Mientras tanto, no estaría mal ir acabando el palio del paso de María Santísima de las Siete Palabras.

Inocente Cuesta, cofrade de la Expiración

5 comentarios en “¿Sensibilidades?

  1. Yo como exhermano pero muy unido a la hermandad vivi ese momento del retiro de San Juan por todos los motivos dados por entonces y que vi bien,pero que ahors se quiera hacer una imagen no le veo ni pies ni cabeza.Asi que estoy de acuerdo con Don Inocente Cuesta.
    Y para quien quiera saber quien soy y con que autoridad hablo que me busque en la historis de la banda de la HERMANDAD. Un saludo y gracias

  2. Aclaración.
    Este escrito firmado por mi y que ha tenido la gentileza “Pasión en Jaén” de publicar, no se encuentra ahí por un arrebato momentáneo. Lo redacté nada mas leer el Editorial del boletín “Expiración” del pasado enero para remitirlo como artículo o carta al director de dicho boletín.
    Temiendo que pudiera perderse, lo envié mediante burofax con acuse de recibo y certificación de texto al director del boletín de mi Hermandad el día 15 de enero, siendo recibido por el Hermano Mayor con fecha 4 de febrero.
    La decisión, como se ha visto, ha sido la de no publicarlo en el siguiente número del boletín, lo que ya me deja abierta la posibilidad de difundirlo como mejor me parezca, sin que se me pueda tildar de desleal con mi Hermandad. Y eso es lo que he hecho, incluso después de haber avisado a algunos miembros de la Junta de lo que haría en caso de que el director no lo publicara.
    Sigo pensando que el boletín no es parte del cortijo del director en el que este pueda criticar a los cofrades que, sobre un tema determinado, no piensen como él.

  3. Lo que peor sabor de boca me deja es saber que una cofradía con un presupuesto de 42.000 euros, apenas destine a Caridad 1.750 euros. Nos pasamos el día copiando a Sevilla en lo que no vale nada, en el folclore, las voces, las apariencias, para que en lo que de verdad habría que copiar, el 25% del presupuesto por Estatutos a Caridad, estemos a años luz.

  4. Si mal no recuerdo,la imagen actual de San Juan de la cofradia de la EXPIRACIÓN,es la más antigua de todas las imágenes sanjuanistas q procesionaban en Jaén hasta q en el año 1996 o 1997,no recuerdo exactamente en q año de estos dos fue,la cofradia decidió no volver a procesionarla por las calles de Jaén cada tarde-noche de Jueves Santo,aunque si se le sigue dando culto en la iglesia de San Bartolomé.Aún no siendo cofrade mi persona de esta hermandad,si q soy amante de la SEMANA SANTA DE JAÉN,pero no de esta actual q se ha convertido,o mejor dicho,LA HAN CONVERTIDO en una vulgar copia de otras ciudades obviando nuestras COSTUMBRES,RAÍCES Y TRADICIONES,si no de NUESTRA SEMANA SANTA de toda la vida,sin tanto folclore ni tantas tonterias como hoy en dia han copiado de otros sitios.Mantengamos el legado q tenemos,Q ES MUY VALIOSO,cultural e imaginero,y creo q la imagen de San Juan de la EXPIRACIÓN,sin duda lo es,así q no continúen cargándose lo poco q nos queda en JAÉN y desmerecer lo q tenemos.No permitais los cofrades de la EXPIRACIÓN semejante barbaridad,cuidad el PATRIMONIO q heredasteis de vuestros mayores,y SAN JUAN,LO ES

  5. Sin duda, la Cofrádía de la Expiración es la mas representativa del último de los Misterios Dolorosos del Santo Rosario «Le crucificaron, y con Él a otros dos, uno a cada lado y en el centro Jesús. Estaban junto a la cruz de Jesús su madre y la hermana de su madre, María de Cleofás, y María Magdalena; Jesús, viendo a su Madre, dijo: Mujer, he ahí a tu hijo. Después dice al discípulo: He ahí a tu madre. E inclinando la cabeza entregó el espíritu».

    Al margen de Dimas y Gestas, el buen y el mal ladrón, Hay dos HIJOS que sobresalen en los acontecimientos vividos hace dos mil años mas o menos en esta parte de la Historia Sagrada. Uno Divino al que queremos ver en el Santísimo Cristo de la Expiración y otro, Humano, tan HUMANO que fue el único de entre todos sus discípulos capaz de acompañar a su Santa Madre para verlo, junto a Ella, inspirar el último aliento de aire cuya expiración lo llevó a la muerte…. o a la Vida.

    Todos los cofrades de esta Hermandad, (entre los que no me hallo), al igual que los del resto de Hermandades y Cofradías de Jaén, tenemos cierta similitud con San Juan, aunque a veces nos parezcamos mas a San Pedro o a aquel Judas, el Iscariote, al que, no se por qué, la Iglesia, tan cercana que se dice a los hombres, pero tan distante de la humanidad, nunca le ha puesto el adjetivo de “San”

    Y nuestro parecido, no solo está en el hecho de acompañar a Jesús, como solo San Juan lo hizo, en los últimos y tristes, dolorosos y a la vez sublimes momentos de su vida como Hombre, sino que, como ocurre ahora en la Cofradía de la Expiración, podemos ser sustituidos por otros, por el mero criterio de quién, quizás, tenga mas parecido con aquel San Pedro o con aquel Judas al que, sigo sin saber por qué, no quiere la Iglesia anteponer el “San”

    No sé si, como dice en su comentario mi amigo Sergio, la talla de San Juan de la Expiración es la mas antigua de cuantas representan al entrañable Apóstol en nuestra importante y admirada imaginería. Seguramente será cierto, porque Sergio es un amante innato de nuestra Semana Santa y un luchador incansable en la supervivencia de nuestras costumbres y tradiciones y en el respeto debido al legado que hemos recibido de nuestros mayores y que tenemos la obligación de dejar en herencia a quienes nos sucedan.

    Es realmente triste que aquel “legado” sea utilizado por algunos como un elemento en base al cual poder hacer y deshacer a su antojo, sustituyendo auténticos iconos de nuestras raíces, como pudiera ser la imagen de San Juan de la Cofradía de la Expiración, o introduciendo costumbres de Sevilla y otros lares que, como dice Carlos, (otro comentarista), no dejan de ser burdas copias de folklore, voces y apariencias que rompen nuestra idiosincrasia, olvidando sentimientos como el de la caridad, el amor, el perdón y hasta el respeto que nos debemos y que, sin duda, practicó aquel San Juan, de imagen “flojita” como la calificó el Cardenal Amigo, pero de hechos a los que el tal Cardenal no le llega ni a la altura de los zapatos, o de las sandalias, porque no veo yo a San Juan con unos Bugatti, con unos Geos ni con unos John Spencer.

    Harían falta muchos “atributos”, para sustituir la Bendita Imagen del Cristo de la Expiración, por otra que costara 50.000,00 euros o tan solo 30 monedas de plata, y fue, precisamente ese mismo Cristo el que nos enseñó que los mismos atributos (otro tipo de atributos), tienen tanto los débiles como los poderosos y que tanto unos como otros, son merecedores del mismo grado de respeto y consideración.

    Luchar, por mantener vivo en nuestro recuerdo el sentimiento de aquella tremenda hora “nona” de aquel Viernes de hace dos mil años, mas o menos, sería la razón lógica, ética y moral que debiera de imperar en el espíritu de la entrañable y querida Cofradía de la Expiración, de la que no soy cofrade y a la que, quien me conoce, sabe que quiero y respeto profundamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *