Pedro Oya

Reflexiones sobre la Semana Santa de 2017

Una vez terminada la Semana Santa, ya contamos los días para el Domingo deRamos de 2018. Ahora toca analizar la que ha sido, desde el punto de vista meteorológico, una gran Semana Santa. La Tertulia Cofrade Calle Maestra, conel ánimo de que la celebración más importante en el calendario para los cofrades transcurra dentro de un funcionamientoacorde, a nuestro humilde entender, con el buen gusto, orden y formas de las que deseamos todos los cofrades, quisiéramos manifestar lo siguiente:

Felicitarnos sobre todo por la primera salida procesional de la Hermandad de Caridad y Salud y la Hermandad del Divino Maestro, así como el incremento significativo de hermanos de luz en algunas cofradías. No estamos solos en la calle, unos como actores (las cofradías y sus cortejos) y los otros como participantes indirectos, contemplando las mismas desde las aceras. Todos en conjunto nos debemos de sentir protagonistas de la Semana Santa, y para esto las cofradías se tienen que emplear en cumplir escrupulosamente los horarios oficiales que facilitan a la Agrupación, y ésta obligar a que los mismos se cumplan, salvo algún incidente más que justificado, y este año, salvo excepciones, esto no ha ocurrido. Con sideramos que, en este aspecto este año, se han traspasado todos los márgenes de cortesía. Hay que ser respetuoso con todos los integrantes del cortejo y con los que pacientemente esperan en una calle, de pie o sentados. Por este motivo sí que se deberían de recibir quejas en el órgano rector de las cofradías y esta poner remedio con inmediatez.

El sentido de las Cofradías es evangelizar en la calle, testimoniar y trasmitir la fe en Cristo, muerto y resucitado. Algo estaremos haciendo mal los cofrades, cuando los que nos contemplan, sólo se quedan con la coreografía de un paso, un giro o “revirá” como se denomina ahora, una banda, el solo de una marcha o el desfile de unos pocos militares. No tiene sentido que el noventa por cierto de las veces que se levanta un paso, el capataz de turno arengue a todo pulmón con un “pregoncillo” a sus costaleros, homenajeando a cualquier mantilla, nazareno o persona de la acera que hace años tuvo vinculación con él o con su cofradía, a costa incluso, de provocar un corte en el cortejo. Algo estarán haciendo mal las cofradías si fomentan más lo circunstancial, que lo importantedel mensaje. Algo estarán haciendo mal las cofradías, si priman más lo de abajo, que lo que llevan los pasos arriba, nuestros Sagrados Titulares.

Que feo queda ver tanto costalero, costal debajo del brazo o puesto, cigarro en mano, o con una lata de refresco, detrás o alrededor del paso, charlando entre ellos o con el capataz. Si el pasar por una calle o un lugar determinado, conlleva que no se respeta el cortejo, quizás se debería de plantear pasar en silencio o cambiar el itinerario, se evitarían aglomeraciones, personas bebiendo, gritos, desconsideraciones, etc.

Nuestras Cofradías deben de aprender a cuidar de todas las personas que forman su cortejo. La lentitud con la que nuestros cortejos procesionales discurren y los parones excesivos de los mismos es otra cuestión negativa a resaltar. No tienen sentido y originan, que no justifican, que los integrantes de los mismos abandonen en demasiadas ocasiones la procesión. No sólo son importantes costaleros y bandas. Los nazarenos y mantillas, son partefundamental también del mismo, sin nazarenos no hay cortejo y creemos que se debe de estudiar la forma de andar un poco más, para recortar horas de estar en la calle. Cada vez que un paso inicia su marcha, lo que ahora se viene a llamar “chicotá”, necesariamente no tiene que hacerse con marcha, sin lugar a dudas, magníficamente interpretada por la banda de turno; de vez en cuando es necesario andar “a tambor”. Todos juntos forman la Cofradía, y todos juntos deben de poner los medios que sean necesarios para que la duración de la procesión no sea excesiva para el lucimiento de los mismos, en detrimento de los nazarenos. De esta forma estamos seguros que volverán a aumentar la nómina de hermanos de luz y mantillas, en número y en edad, en todos los cortejos procesionales.

Lamentablemente en Jaén no se hace Estación de Penitencia a la Catedral, menos a la tribuna de la Agrupación, o a determinadas calles. Tenemos que recordar que la procesión comienza y termina en el templo. Por este motivo los cortejos y sus presidencias civiles circunstanciales, no deben de deshacerse y abandonarse una vez pasado Bernabé Soriano. En esto la propia Agrupación de Cofradías es la primera que debe de dar ejemplo, y sus miembros participantes no deberían abandonar un cortejo pasada tribuna, para acomodarse en la misma, vara en mano. Tampoco es de recibo abandonar el mismo y con la túnica ir a un bar o sentarse tranquilamente en una terraza a tomar un refrigerio. La imagen, para lo bueno y para lo malo, de la institución a quien se representa en un cortejo, es la persona que abandona el mismo, y de la hermandad, el nazareno revestido con su túnica, que debe de cuidarla y mimarla como hacemos con nuestra prenda más preciada. Si se tiene necesidad de salir, habría que hacerlo con mucha discreción. Los cofrades, con nuestra forma de vestir el hábito nazareno, con decoro y pulcritud -a una invitación importante no se nos ocurriría ir con zapato deportivo o con el traje corto, manchado, arrugado o descolorido de tanto lavarlo- trasladamos a las personas que nos contemplan la importancia de lo que celebramos.

También tenemos que decir algo del pueblo de Jaén, que este año lamentablemente tanto se ha preocupado por unos centímetros de más, que visto el resultado no ha sigo para tanto. Las tribunas pueden gustar más o menos, pero realzan el transcurrir de los cortejos por el itinerario oficial, y delimitan por seguridad el paso de las personas. Cuando una Cofradía pasa por nuestra lado, está compuesta por personas, que en la mayoría de los casos suelen ir rezando, y se debe de respetar su silencio y compostura. No sólo es importante guardar silencio, o hablar en voz baja cuando se acerca el paso y suena una marcha, sino cuando los nazarenos y mantillas pasan por nuestro lado. Una cofradía en la calle no es un espectáculo teatral y tampoco un concierto. Queda feo estar con una copa de cubalibre en la calle o en un balcón, al paso de las Cofradías. El uso de los teléfonos móviles, es un capítulo aparte, resultan molestos cuando se suben por encima de las cabezas, impidiendo ver correctamente a las personas que se encuentra detrás, pero aún es peor cuando estos son utilizados por personas que forman parte de los cortejos.

Nuestras calles no se deben de convertir en estercoleros al terminar el paso de nuestras Hermandades por ellas. Pipas, latas, botellas vacías… sería mejor depositarlo todo en bolsas y tirarlas en las papeleras. En resumen, hemos vivido una Semana Santa, desde el Domingo de Ramos hasta el de Resurrección espléndida, nos ha acompañado el tiempo cada uno de los días, pero tenemos que seguir aprendiendo y formándonos, para seguir mejorando. Poniendo un poco de nuestra parte, todos los actores de esta realidad de nuestro Jaén, seguirá creciendo, cada día un poco más.

Tertulia Cofrade Calle Maestra

19 comentarios en “Reflexiones sobre la Semana Santa de 2017

  1. Perdonen “Tertulia Cofrade Calle Maestra”, ¿algún problema con el costal? ¿O con el llevarlo PUESTO o debajo del brazo PARA DESCANSAR DURANTE UN RELEVO ¿O con la manera de andar de los pasos con sus bandas? ¿O de los términos que se están adoptando en Jaén? Porque les aseguro que más de una Hermandad se vería completamente SOLA en la calle si no fuera por la banda que llevan, y están demostrando ser el tipo de gente que casi nos deja sin montaje de sillas en Bernabé Soriano. TODO, absolutamente TODO quejas, nada más que resaltáis positivamente a Caridad y Salud, al Divino Maestro y a la meteorología, no entiendo una reflexión en la que más del 90% son quejas. Ha habido muchas más cosas positivas que ni siquiera las mencionan, porque en Jaén nos gusta ir a hacer daño, y lo acaban de demostrar.

    Traten de mirarse eso, un saludo

  2. Con lo de los costaleros totalmente de acuerdo. Habra de todo. Pero la gran mayoria, alentados por supuesto por la propia hermandad, se creen “superheroes”, los amos de la calle. Y sus caras son pura chuleria y hasta falta de humildad en algunos casos. Los costaleros, o DEBAJO, o detras (y esto tampoco en carrera oficial), que queda esperpentico. Resulta de pena, ver costaleros, cangrejeando delante del paso (algunos empujando a las personas, como dueños y señores del paso y de la calle) o como dice el articulo de un lado a otro. Os meteis donde os toque y listo. Y cuando os salgais, detras. Obviamente, habra de todo. Hay chicos, sencillos y con respeto. Totalmente de acuerdo tambien con la figura del nazareno, tan ninguneada y maltratada por la mayoria de hermandades. Las bandas pueden llegar a ser imprescidbles (se va en silencio). Los costaleros tambien (se puede llegar a ir a ruedas). Pero sin nazarenos… NO. No hay cortejo. No hay hermandad. A ver si por no llevar mas peso son menos que los “supermanes” del costal, que parece que se les olvida que estan ahi porque quieren y voluntariamente. No se os tiene que aplaudir. No se os tiene que vitorear. No sois mas que nadie en la hermandad. Algunos por no decir, la mayoria, aparecen de cuaresma en cuaresma y se creen los reyes del mambo. Pero lo dicho, la culpa. Las hermandades, que le dan esas alas y esa importancia. Importancia, que no teneis.

    1. Llevo 25 años en el mundo cofrade y los comentarios que veo aquí me indigna, como se puede decir chulería o supermanes me da a mi que ninguno de los que habla aquí le importa nada la semana santa.

      1. Llevo en el mundo cofrade más de 45 años y poco ha acompañado a una hermandad si no ha visto la chulería o los supermanes que se ven en algunas de ellas

  3. A mis querídos amigos de calle maestra:
    Apoyar en lo referente al lexico que cultivo en un libro LUESCO, es nuestro patrimonio.

    En lo referente al costal, pues que mucha razón, no hay nada más feo que una cuadrilla detrás del paso, los relevos a los puntos de relevos y sin andar por mitad el cortejo, véase la cuadrilla de la Soledad que tan obedientes fueron.

    1. Para hablar hay que estar mas i formado señores, son cuadrillas y como tal llevan refrescos que deben ir con el paso porque no hay un sitio concreto de cambio de costalero, por algo se llama refrescos. Demuestran una vez más que son unos catetos

      1. No vale como argumento. Hay montones de cuadrillas que no vamos detras de nuestros pasos y eso no significa que no tengamos refresco. Y no por ello no me considero ser un cateto. En cualquier caso es decision de cada cofradia a mi personalmente no me gusta pero si la cofradia lo prefiere pues ya esta. No sere yo el que les digan como tienen que salir.

      2. Para eso existen las tarjetas de relevo, para concretar el punto donde se hace el cambio, ya sea con picos o por cuadrillas…

  4. Estoy muy de acuerdo con algunas cosas y no tanto con otras. Mira que habéis dicho muchas cosas malas, pero no habéis nombrado una que a mí, personalmente, me parece de muy mala imagen. Son los niños y sus bolas de cera. He visto en procesiones que cuando paraban, de los lados salían niños a la carrera para llegar a un Nazareno o una mantilla para que le echases cera en su bola. Parecían abejas libando de las flores.
    Quizá sea yo el bicho raro, por qué en nuestra televisión he oído hablar de ello POSITIVAMENTE, como una imagen muy jaenera y una manera de entretener a los niños que se aburren en las procesiones.
    Tengo fotos en las que salen hasta 12 niños/as (6 en una fila y 6 en otra) cambiando de un nazareno a otro.
    Quizá las hermandades deberían sugerir a sus nazarenos y mantillas que no le echen cera.
    Un saludo.

    1. Ya le digo yo que muy jaenera no es, más bien algo visto por la tele en Sevilla hace poco. Son una verdadera molestia e incordio. Hace escasamente diez años, no recuerdo a más de un niño ir haciendo su pelotita de cera

  5. Estoy de acuerdo en la suciedad que deja la gente en las calles pero y la cera que se queda en las mismas haciendo de Jaén más guarra aún de lo que está. Quien y como se puede impedir esto

  6. Cosas que me han gustado de esta Semana Santa:

    – La puesta en la calle del Divino Maestro. Así es como creo que debe salir una Hermandad a la calle, con un mínimo de enseres propios y un cortejo decente
    – Los tramos de hermanos de luz de hermandades como los Estudiantes, la Estrella, el Silencio o la Buena Muerte, entre otras. Después de años en los que las filas menguaban, ha resultado un espaldarazo digno de elogio
    – La mejora por parte de las cofradías de elementos como el exorno floral de los pasos, no limitándose a un puñado de clavel rojo como hace unos años, de los altares de cultos, los boletines o carteles, demostrando que no todo es salir a la calle
    – Las nuevas tribunas. Pese a las críticas, nunca se había podido transitar por la Carrera pasando las procesiones como se ha podido este año
    – El camino que hermandades como la Estrella, Estudiantes, la Buena Muerte, el Silencio o la Amargura están siguiendo en cuanto a esencia. Han tomado un camino para la hermandad que ya es propio, guste más o guste menos y evolucionan todos los aspectos de la cofradía en torno a esa idea.

    Cosas que no me han gustado:

    – A mí personalmente no me gusta que los costaleros sigan al paso. Sinceramente. Y como otro comentarista dice, existen unos puntos de refresco y unas tarjetas que indican dónde deben realizarse. No obstante, puedo entender que algunas hermandades deseen que marchen con ellos, aunque no me parezca estético. Pero en esos casos, creo que las hermandades no están cumpliendo con sus funciones de formación. Los costaleros que van detrás de su Imagen son parte del cortejo y como parte del mismo, deben cumplir con sus obligaciones de silencio, respeto y oración. Lo que no se puede permitir es que vayan hablando, saludando al público, haciéndose fotos con el móvil, cangrejeando en las calles que les parecen más bonitas…
    – Esto mismo va para las bandas, forman parte del cortejo y no se puede permitir que vayan con el cigarro y el refresco en la mano
    – El fenómeno de las novias es algo que me ha sorprendido este año. No pinta nada una señorita caminando con los costaleros o los músicos al lado de su novio para reconfortarlo en las paradas. Pero es que este año ya se ha visto incluso en los servicios de paso. Y mucho menos que lo hagan vestidas como si fueran al botellón de San Ildefonso. No son parte del cortejo y no pintan nada caminando con ellos. Ya ni hablar del caso de la que subió Bernabé Soriano de la mano de su novio costalero, que fue indigno de ver
    – Los capellanes con gafas de sol y echando un vistazo al móvil. Si un hermano de luz se aguanta el sol, el hambre y la sed, su párroco también
    – El botellón de San Ildefonso al paso de las hermandades, por motivos obvios
    – En cuanto a la música, duele mucho ver cómo se están perdiendo composiciones propias y obras maestras de la Semana Santa española por marchas flamencas y épicas. Si otros años las que estaban de moda eran las de solo de corneta de cinco minutos, este año ha sido el de las de campana. Hemos escuchado “Macarena” cien veces pero “Cristo de la Expiración” de Cuadrado apenas se toca, cuando su cofradía llegó a llevar una banda de música detrás de la de cornetas sólo por tocársela.
    – El mal gusto a la hora de seleccionar el repertorio musical de una hermandad. Ver a una Virgen que sigue a un Crucificado muerto recorrer Bernabé Soriano con “Pasan los campanilleros” y “Rocío” como si fuera la Virgen de la Paz…
    – El cangrejeo. Entiendo que se pueda poner en práctica en cierto momento del recorrido de vuelta, en el que apenas hay gente, en una determinada calle. Pero lo que se ve por Almenas o Maestra no es digno. Una maraña de gente delante del paso, a empujones incluso con los que llevan los ciriales, mezclados con costaleros, fotógrafos, móviles en mano, no me parece una forma digna ni seria de profesar públicamente la fe. Y añado aquí el fenómeno de la mala bulla, porque no es ni la bulla sevillana de aglomeración de gente sino algo tosco y prefabricado.
    – El poco respeto de la mayoría de las hermandades a su patrimonio. Estos días hemos visto bordados en los que el oro es verdoso de no haberse restaurado nunca, tallas llenas de grietas y despintes, alpaca sin baño de plata ya, cosas que no se pueden permitir a la hora de salir a la calle
    – Prácticamente todo el Viernes Santo. Nuestro Padre Jesús al completo, repitiendo los mismos errores de todos los años, las demoras, las túnicas impresentables, los cortes, los parones, no ha mejorado nada. Y por la tarde, muerto de público, se nota que medio Jaén está en Sevilla o en la playa y las hermandades, pese a ser las más antiguas, siguen careciendo de tirón
    – El hecho de que cofradías organicen viajes a Sevilla en esos días, dice poco de la “Agrupación” de las hermandades
    – Que se estén perdiendo las representaciones de las hermandades en los cortejos de las demás. Era una tradición que hermanaba mucho a las cofradías y dignificaba los cortejos

    Cosas que ni sí ni no:

    – Creo que en Jaén deberíamos introducir las vísperas y que las hermandades nuevas que no contasen con los medios para hacerlo dignamente, salgan a la calle el Viernes de Dolores, para ir dándose a conocer y aumentando en hermanos, hasta que estén preparadas. No veo normal la puesta en escena de Caridad, sin nada propio, con el guion sin bordar, apenas hermanos de luz…Pero es que el Cautivo lleva ya unos años en la calle y su cortejo es mínimo y medio prestado.
    – El público. Si bien a ratos parece entender lo que está viendo, guardando silencio, levantándose al paso de las Imágenes, en otros parecen cateticos. Aplausos a un Cristo que va muerto, aplausos en mitad de la salida del Santo Sepulcro, con lo que depende de las órdenes del capataz, las pipas, los móviles, los gritos…Va a costar que entiendan del todo el motivo por el que salimos a la calle
    – El ambiente de la ciudad. En algunos momentos se veía en la gente ganas de Semana Santa, llenando algunos puntos del recorrido y en otros se veía vacía hasta la Carrera

    Por último, me alegra ver que con el paso de los años, los miembros de la Tertulia Calle Maestra han ido evolucionando y ahora no les gusta lo que ellos mismos promocionaban entonces. Los señores Montoro o Romero-Ávila, que ahora no entienden que el público se fije más en las marchas o cómo anda un paso que en lo importante, eran los primeros que se dejaban las palmas aplaudiendo cuando la Esperanza, al romper de la marcha, echaba a correr por la calle y la gente vociferaba y aplaudía hasta morir ese momento.

  7. Se me olvidaba, entre las cosas que más he echado en falta, cada año más, son todas las bonitas tradiciones. Las palmas colgadas en el balcón, el Domingo de Ramos lleno de niños, los ochíos, los hornazos, las tapas sin carne en los bares que preparaban a propósito, la asistencia a los Oficios, los Jueves Santo de mantilla…

  8. Yo no voy hablar de comentarios de semana santa voy hablar de una cantera de costaleros juan cantero estrella y paz que así se llama llevamos 10 años existiendo pero la gente no valora nada ya hemos sacado unos cicuenta costaleros de esta cantera en diferentes cofradías especialmente en la estrella y paz este año nos pidieron costaleros cofradías como divino maestro con 16 costaleros soledad y verá cruz y hay estaba la cantera con sus costaleros. Pero vengo hablar de que todos los años sacamos una procesión por el barrio de la alcantarilla porque normalmente este año hacemos X aniversario hemos presentado el permiso y no han dicho que según por la calle que pasemos hay que pagar eso es una vergüenza y hay no se queda con el permiso hay que entregar un seguro en una procesión de niños para salir 17 de junio niños que no tiene dineros que lo poco que tiene lo sacan de las papeletas que venden unos días antes. Vosotros que opináis de los sinvergüenza del ayuntamiento

  9. Sido, mucho ánimo. Aunque no entendí muy bien lo q comentaste de la procesión en junio.
    Por otra parte como nazareno, ya de una treintena de años en mi Hermandad, subrayar muchas de las ideas que se han comentado sobre el ritmo de la procesión.
    Los nazarenos -y aquí pienso también en las mantillas, haciendo la reflexión extensible, por supuesto a los que llevan los ciriales, incensarios y navetas como servicio de paso y cómo no a los portadores de insignias-sufrimos mucho con los empujones, Calle Maestra es un claro ejemplo junto con las salidas y entradas de nuestra hermandades, nos hacen daño las pipas que se tiran al suelo y nos las clavamos en los pies, nos matan los parones y la lentitud injustificada; mirad, como bien habéis experimentado todos los nazarenos, servicios de paso y mantillas, no queremos ni podemos descansar durante nuestro cortejo penitencial, lo que no quiere decir que veamos normal estar horas de más en la calle, preferimos andar a buen ritmo, dejar a los q nos ven con la miel en los labios más q con la sensación de hartazgo, nuestra vocación y lo que nos gusta es procesionar, es decir, acompañar a nuestra querida Imagen Titular, que va bendiciendo con su andar sin prisa pero sin pausa por las calles de Jaén, rezándole o meditando en la clausura de nuestro anonimato tras el caperuz-los nazarenos-en compañía de nuestros hermanos cofrades que nos preceden en el seguimiento de la Cruz de Guía o a los que les marcamos el itinerario a seguir porque nos suceden en las filas, no podemos ni queremos hablar, no podemos ni queremos movernos de nuestro lugar ni apoyarnos en ningún lugar salvo en nuestro cirio (ya de paso invito a valorar la importancia de su tamaño no pecando de ridículos, si hay que pagar más por él pues los nazarenos veteranos lo pagamos y a los peques pues un cirio menos pesado y no tan alto, y no encenderlo hasta que el declinar del día así lo imponga) por lo que el ritmo es muy importante no perderlo tras la Carrera y llegar lo antes posible al templo sin eternizar las revirás, ni alargar hasta el infinito los encierros. En el moderado equilibrio está el termino medio que siempre será virtud. Esto nos hará desear volver a vestir la túnica nazarena al año siguiente y no llegar derrotados a nuestro templo pensando que ya veremos si el año que viene tendré fuerzas para aguantar tanto… “parón al estilo Jaén”.
    -En cuanto a las marchas es un asunto muy delicado e importante: se hace necesario revalorizar las marchas “clásicas” de nuestra Semana Santa jiennense, las propias actuales pero sobre todo tocar más las antiguas de nuestros titulares y no meter marchas nuevas por meter y si son foráneas con menos motivo. El estilo de seriedad, empaque, sobriedad compaginado con el alegre de alguna marcha en algún lugar especial que lo justifique debe ser una norma. A toda Virgen le pega una marcha como “Margot”, por supuesto un “Nuestro PJesús” de Cebrián, un “Triunfal” de Cebrián, un “Tus Dolores son mis Penas”, y todas las de Jaén dedicadas a nuestros titulares que hay que retomar y convertirlas en un clásico y saber que en su entrada en la Carrera o en Maestra se repetirá un año detrás de otro porque forma parte de su patrimonio musical.
    -En el adorno de la Carrera habría que seguir trabajando mucho, Felicitaciones a tejidos El Carmen por su precioso escaparate a lo antiguo con mantillas y fotos, era muy bonito, pero las balconadas de los edificios necesitan un poco de alguien que les aconseje en la confección de reposteros o colgaduras a medida para cada balcón, no cuesta tanto pero se dignificaría muchísimo y eso se comienza a hacer para el año que viene desde ya hablando con los vecinos, proponiéndoles presupuestos y tiendas que los hacen para que no nos pille el toro. Y desde luego las colgaduras del Ayuntamiento fueron birriosas teniendo las buenas guardaditas para cuando venga el Rey, claro igualito que en otras capitales o ciudades vecinas, eso dice mucho del nivel que tiene el Ayuntamiento, y la Diputación podría ser objeto cariñoso de diálogo para que apoye con sus colgaduras, que las tiene y bien bonitas por cierto, durante estos días al esfuerzo colectivo no solo de la ciudad capital del Santo Reino sino diciéndoles que es un reconocimiento al esfuerzo que realizan todos los pueblos de la Provincia en pro de sus tradiciones y cultura más acendrada como es la de la Semana Santa, este mensaje a ellos no le cuesta nada y sin embargo le da un estilazo al edificio y a la fiesta que sería de agradecer por todos los jiennenses.
    -Luchar por un mejor recogimiento en las aceras comienza por un mayor ejemplo y compostura desde nuestras filas nazarenas-mantillas-costaleras.
    Feliz Pascua

    1. Ahm, y llámame “malaje” o algo así pero durante la procesión no le di cera a ninguno de los chavalines entre otras cosas porque yo ya no soy un niño y tan juego es el que hace la bola como el que ayuda a hacerla; y que yo sepa en la procesión no estamos para jugar sino para quemar nuestra cera como símbolo de nuestro ofrecimiento de años, esfuerzo, tiempo y vida en oración camino del Padre, nos vamos gastando y ese testimonio que queda en el suelo es también simbólico e identificativo y tiene su pequeño valor, aunque luego toca limpiarlo claro, jjj
      Para decirle a los niños que no me propuse no contestar, no hablar y con un pequeño gesto de la mano así le indicaba que no podía darle cera…aunque todo sea dicho casi todos los niños la pedían muy educadamente con un: “por favor ¿me puede dar cera?”, la verdad es que me daba cosilla tenerles que decir que no con el dedo pero creo que así también le puedo ayudar a aprender a respetar un poco la figura del nazareno que va rezando por regla general y cansado para tener que estar levantando el cirio cada dos por tres. Quiero pensar que ellos pronto, en unos años, serán nazarenos.
      Educar pero con delicadeza y a mis hermanos de las filas nazarenas les pido consideren esta posibilidad de no jugar con la cera para el año que viene.
      Una vez más si nos vamos enmendando en lo de los parones esto como tantas cosas se logrará ir reconduciendo.

  10. Una cosa que me ha sorprendido mucho en los últimos años es cómo ha ido bajando la devoción a las Imágenes. Hace no tanto aún veíamos gran número de personas sin túnica, con sus velas y sus promesas tras algunas Imágenes y hoy en día se han reducido a la mínima expresión en la mayoría

  11. Proyectos que se han comentado por estos lares en cuanto a Modificación del itinerario de CARRERA OFICIAL, recuerdo lo que por comentarios algunos dijeron y que sería digno de debate:
    -Comienzo de Carrera Oficial en la esquina de San Antonio (Jardinillos) para iniciar la Carrera oficial todo calle San Clemente girar a Dean Mazas(como aquel añorado año, entorno inigualable para las cofradías) y continuar por la cuesta de espaldas de la estatua de Bernabé Soriano para entrar en La Carrera.
    -Seguir dialogando pro-retomar la estación de penitencia Catedralicia con el Cabildo y el Obispado para realizarla no como lucimiento alguno sino como signo y testimonio de unión eclesial, como hasta mediados de los años 50 se vino intermitentemente produciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *