Seminario Diocesano

El hermano mayor de la Macarena inaugura las jornadas culturales “Santo Tomás de Aquino»

El hermano mayor de la Macarena, José Antonio Fernández, ha sido el encargado de inaugurar las 32ª Jornadas Culturales «Santo Tomás de Aquino» que en esta ocasión están centradas en la Piedad Popular. Bajo el título “La identidad cristiana en el mundo cofrade”, José Antonio Fernández centraba su exposición en los pilares que forman la identidad cofrade: el culto, la formación y la caridad. En la reflexión a la que nos invitaba a lo largo de toda su ponencia destacaba como ideas principales que la Iglesia necesita a las cofradías y éstas, a la Iglesia. Una recíproca e inexcusable necesidad. Reconoció que en las cofradías y hermandades hacen un flaco favor las quejas y las críticas, que son como las palomas mensajeras que vuelven siempre a su origen. También señaló entre otros males, la falta de una verdadera dimensión espiritual, la falta de una buena formación que capacite para dar razones maduras de nuestra fe, y la falta de una caridad, no sólo económica, sino centrada en una auténtica vivencia de las obras de misericordia, tanto corporales como espirituales.

Con respecto a la dimensión formativa, el ponente decía al respecto: “¿conocéis algún médico que diariamente no se actualice en las ciencias médicas o en las últimas técnicas de cirugía? No, porque si lo conocieseis no iríais a visitarlo. Igualmente sucedería con algún arquitecto que no profundizase sobre cálculos de resistencias de nuevos materiales para la construcción… Todos abren diariamente un libro para actualizarse. ¿Cuándo abristeis por última vez un libro sobre religiosidad… a esa fe de “primera comunión” que no se ha desarrollado que no ha profundizado me refiero con la falta de formación”.

Además, llamaba a prestar atención a “las ovejas perdidas”. Para ello, señalaba que había que tener muy claro el concepto y la idea de “Id a anunciar el evangelio”. Concluía el hermano mayor de la hermandad sevillana de la Macarena invitando a los cofrades a la acción y a la misión, pues como él señalaba, “una brújula no dispensa de remar, y soplar no es tocar la flauta”.

El Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro, tomó la palabra al inicio del acto destacando en tono positivo la elección del tema de esta edición número 32 de las Jornadas, “La Piedad popular”, “muy en sintonía con el Plan Pastoral Diocesano”. Asimismo, el Obispo señalaba que “en unos tiempos especialmente complejos, de cambio de época, hay un humus, un poso de religiosidad que se sostiene en la piedad popular”. Recordó que el tema goza de una alta valoración por parte del Magisterio de la Iglesia, especialmente desde que Pablo VI reconocía en la Evangelii Nuntiandi 48 que “cuando la piedad popular está bien orientada, contiene muchos valores, refleja una sed de Dios que sólo los pobres y sencillos pueden conocer”. También Benedicto XVI consideró la piedad popular alma de los pueblos y precioso tesoro de la Iglesia Católica. Y el Papa Francisco, en Evangelium Gaudium señala que la piedad popular es encarnación de la fe en una cultura en la que el pueblo es creador y protagonista. Terminaba Don Amadeo señalando que la piedad popular es expresión de la belleza que nos acerca a Dios y un sendero por el que resplandece la verdad y el encuentro con Cristo resucitado.

D. Francisco Juan Martínez Rojas, Vicario General, hizo una cariñosa y agradecida presentación del primer ponente de estas jornadas culturales, José Antonio Fernández Cabrero, Hermano Mayor de la Hermandad de la Macarena de Sevilla. Lo definió como “un hombre profundamente eucarístico, orante y mariano. Dijo de él que es un hombre peligroso porque, quemado por el fuego del Espíritu, su única preocupación es hacer extender ese fuego y hacerse ‘incendiario’ como Jesús, que dijo que no había venido a traer paz al mundo sino fuego, el fuego del amor de Dios”.

 

Todos los comentarios cerrados en la web.