Cristo se hizo presente en Custodia de plata

La ciudad estaba de gala, otra vez. Con la resaca de la Patrona, llegaba la hora de la procesión de las procesiones, la de Cristo vivo y presente en su cuerpo Eucaristía. Balcones engalanados, altares en la calle Campanas y alfombras en un entorno de la Catedral que brillaba bajo el sol de una…