Calle desde donde saldrá el Lunes Santo la hermandad de Caridad y Salud

Caridad y Salud saldrá desde un bajo de la calle Venta Cañero

Hace tiempo que se dijo que la Hermandad Caridad y Salud, que procesionará por vez primera este Lunes Santo de 2017, no podía salir de su sede canónica, la parroquia de Santa María Madre de la Iglesia. La principal razón que lo impide son los árboles que existen delante del templo, pero tampoco hay que obviar la distancia que separa esta iglesia de la carrera oficial de la Semana Santa. Su propio hermano mayor, Bruno Trujillo, lo explicó en Radio Pasión en Jaén y después de intentarlo desde otro templo sin resultado, la Hermandad ha tenido que optar por concretar y confirmar que saldrá desde un bajo de la calle Venta Cañero, en la zona de La Salobreja.

La intención es que este lugar de salida sea provisional, solo para 2017, y para ello se va a adecentar el local de tal forma que reúna las condiciones dignas que merece la salida procesional de Jesús de la Caridad. Además, se han hecho las comprobaciones oportunas para que la salida del paso sea factible, por lo que se ha adaptado la parihuela a fin de que los costaleros puedan salir de rodillas. Por último, el hermano mayor ha dejado claro que este año saldrá Jesús de la Caridad solo en un paso provisional, por lo que habrá que esperar para ver la escena de Jesús ante Caifás que representará el futuro Misterio de Caridad y Salud.

8 comentarios en “Caridad y Salud saldrá desde un bajo de la calle Venta Cañero

  1. Me parece vergonzoso que ninguna iglesia haya dejado salir a esta joven hermandad de su templo,
    Ni la agrupación de cofradías ni el obispado han podido hacer nada…. Penoso

  2. Creo que en Jaén sobran Hermandades.
    Algunas de ellas están muy envejecidas y apenas cuentan con recursos…
    En lugar de crear más Hermandades nuevas se deberían potenciar las que existen y apoyarlas, pues son centenarias.
    No veo sentido ninguno a seguir creando nuevas Hermandades… ¿Cuándo va a parar esto?
    ¿Por qué no se potencias otro tipo de grupos cristianos de ayuda a los pobres y marginados, a los ancianos que están solos… que apenas existen. Pero, claro, ahí no te dan medalla ni vara de mando…

    1. Hola.
      Habría que fomentar las cofradías ya existentes, y ayudar a que, en el caso de algunas que han quedado un poco debilitadas, vuelvan a recuperar el esplendor de antaño. Pero una cosa no quita la otra.

      No veo ningún problema en el surgimiento de nuevas Hermandades, hasta un límite, claro, pero dicho límite no se ha alcanzado con las dos que se incorporan este año. He de decir, que estas nuevas Hermandades no tienen, ni mucho menos, que ser el causante de la merma de otras ya existentes. Y digo esto porque hay mucha gente, sobretodo gente jóven, que se siente atraído por las nuevas Cofradías, haciéndose hermano de las mismas. Si estas no hubiesen surgido, posibemente, esta juventud no formaría parte de ninguna hermandad (quizás porque no se sentían llamados por ninguna de las existentes hasta el momento).

      Nos guste más o nos guste menos, la Semana Santa ya no es vista exclusivamente como algo devocional, algo meramente religioso. Ahora, además de FÉ, hay otros facotres que incitan a la gente a abarrotar las calles en Semana Santa (el buen ambiente que hay en la ciudad esos días, la buena imaginería, el olor a incienso, el sonido de las bandas, poder reunirse con la familia y amigos para comer juntos y después ir a ver los desfiles procesionales…) Los tiempos cambian, y la forma de pensar y de ver las cosas de la sociedad, también. Si las Hermandades de Jaén, decidiesen dejar de procesionar en Semana Santa, por poner un ejemplo, estoy casi seguro de que irían a menos (en número de integrantes).

      Si hay nuevas Hermandades, es porque hay gente detrás de ellas. Personas que, en la mayoría de los casos, se incorporan al «mundo cofrade» de la mano de las nuevas corporaciones.

      No hay que frenar a las nuevas Hermandades, hay que intentar que la ciudad de Jaén se involucre aún más con TODAS y cada una de nuestras cofradías. La unión hace la fuerza.

    2. Jaén está en pleno auge de engrandecimiento de su Semana Santa. Muchas hermandades antiguas han ido mejorando su patrimonio y sus salidas procesionales gracias el empuje y a las nuevas formas que han traído las nuevas hermandades.

      Como dice el compañero, una cosa no quita la otra, se pueden crear nuevas hermandades y a la vez potenciar las que ya existen, pero eso depende más de los que están dentro de estas hermandades, no de la gente que quiere hacer nuevas hermandades y nuevas cosas en Jaén, que muchos seguramente no los habrán dejado donde han estado por esas mentalidades retrógadas y sin sentido que hay dentro de algunas hermandades.

      Pero lo que es inadmisible es que una nueva hermandad tenga que salir desde un bajo de un edificio habiendo Iglesias con suficiente espacio para albergarlas que tienen como mucho una sola hermandad, quedando en entre dicho la Agrupación y el resto de hermandades de Jaén, ni que decir la Iglesia…

      Jaén, como ciudad y encima capital, no debería permitir esto porque la deja a los pies de los caballos.

  3. Aquí hay que tener en cuenta varias cosas:

    – No estoy de acuerdo en los argumentos a favor de que haya más hermandades. De hecho en la Amargura, la Cena, El Cautivo, la Caridad y el Lavatorio muchos de los impulsores o «gente importante» pertenecen o han pertenecido a otras cofradías. Por no hablar de costaleros o resto del cortejo. Muchas personas hacen «dobletes», «tripletes» o incluso más. Estamos en Jaén, no lo olvidemos. Con dos cofradías por día ya va la cosa más que justa.

    – La culpa de que salgan hermandades como setas no es de los que las impulsan, no. La culpa es de los que las aprueban y le dan legalidad. Cada obispo saliente deja su «legado» en forma de cofradía (veremos a ver que hace Amadeo con el Gran Poder). Alguien debería haber ahí (incluso desde la propia Agrupación) que diga «ya está bien».

    Y en este caso de la Caridad, ya que está aprobada, se podrían haber apuntado un tanto. No hace mucho se abrió al público la restaurada Iglesia de Santo Domingo. Puesto que actualmente se le pretende dar un uso más civil que religioso (hasta donde yo sé) se podría haber intentado solicitar la cesión de la misma al organismo competente para realizar la salida desde allí. (al que no sepa de esta Iglesia y de su historia le invito a que lo busque, por no alargarme demasiado por aquí)

    Hubiese sido delicioso poder ver por esas calles el paso de una cofradía. Habríamos disfrutado de un recorrido espectacular. Le habríamos dado muchísima vida a ese Jaén de toda la vida, aunque hubiese sido por un día. Imaginar un recorrido saliendo en ese enclave, al lado de los Baños Árabes y del Hospital de San Juan de Dios. Llegar a Millán de Priego por la calle Fernando IV (como alguna vez creo que hizo la Magdalena) y regresar por Martínez Molina o por el arco de San Lorenzo… son oportunidades que suceden una vez y que, por unas cosas o por otras, se pierden.

    En fin…

Todos los comentarios cerrados en la web.